MIEDO

“Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad. Lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino. Cuando restablezcamos el equilibrio con nuestra Sombra también iluminaremos nuestras capacidades ocultas” Yung.

El miedo es un sentimiento denso y amorfo que nace de lo oculto. Es un hilo tan frágil y delicado como la angustia que genera. Silenciado por la razón, yace intangible y se resiste a ser reconocido.

Sofía le abrió un sendero consciente y sincero a sus incertidumbres. Le permitió a esa emoción existir, desesperarla, revelarse hasta materializarse.

Cada imagen rompe el ritmo de nuestra comodidad, desarmando la estructura que nos conduce sobre terreno seguro. Abre la coraza que nos protege cuando lo negamos. Cada imagen es un silencio, un grito ajeno. Es la consecuencia de rasgar cada una de nuestras resistencias. Cada imagen es un proceso de observación introspectivo que busca reconocerse en el miedo del otro para finalmente soltarlo.

Usando la fotografía como vínculo, reflejado en situaciones ajenas, Sofía transitó sus miedos.

“Impermanente” es el final de un ciclo. Es el inicio del cambio irreversible y tangible. Es la purga del último miedo. Es el presente aun ausente. Es la sombra del pasado que desaparece por el brillo de su propia luz. Es entregarse, abandonar la lucha sabiendo que ya no es una amenaza. Es recibirlo como zona oscura y recién ahí, comprenderlo.

Todo final es un comienzo. Temer es transitar la impermanencia.

 

Lucía Baragli